Tiroides

SOLICITA TU CITA

ESPECIALISTAS EN CIRUGIA DE TIROIDES EN ZARAGOZA

Si quieres acceder a los mejores medios humanos y técnicos, la mejor calidad técnico-asistencial y los mejores especialistas en cirugía de Tiroides, ponte en contacto con el Servicio de cirugía Quirónsalud Zaragoza.

¿Qué es el Tiroides?

El tiroides es una glándula endocrina situada en la línea media del cuello por delante de la tráquea. Se encarga de secretar las hormonas tiroideas (Tiroxina o T4 y triyodotironina o T3), necesarias para regular la temperatura y el metabolismo basal (consumo energético de nuestro cuerpo). También produce calcitonina, fundamental en la regulación del calcio y metabolismo de los huesos (muy importante en mujeres menopaúsicas).

operacion de tiroides en zaragoza quiron

Enfermedades del Tiroides

Aparecen en el 5% de la población general. Pueden provocar síntomas diversos y poco específicos dependiendo de si existe un déficit o un exceso de hormonas, por lo que es importante seguir un control médico y analítico. Hay diversas patologías que producen alteración hormonal como la enfermedad de Graves-Basedow, nódulos únicos tóxicos, bocio multinodular hipertiroideo y tiroiditis.

También hay patologías que no producen una alteración hormonal detectable por lo que resultan difíciles de diagnosticar. Podemos destacar el nódulo tiroides, quiste tiroideo  y el bocio multinodular, que afectan al 10% de la población adulta.

Aunque muchas de estas enfermedades tienen un tratamiento médico, en algunas ocasiones es necesario extirpar el tiroides mediante cirugía. Como en algunos nódulos tiroideos, bocios multinodulares grandes, hipertiroidismo y en el cáncer de tiroides.

Nódulo Tiroideo

Un nódulo tiroideo es un crecimiento o tumor dentro del tiroides que se hace palpable. La mayoría son únicos y benignos, pero un pequeño porcentaje son malignos y por esto es necesario estudiarlos siempre. Normalmente se puede detectar palpando la parte anterior del cuello (tumoración dura, de consistencia elástica, que se moviliza con la deglución).

La principal prueba de diagnóstico es la ecografía tiroidea de alta definición. Si la lesión se presenta como inespecífica o benigna, podremos recomendar seguimiento en unos meses pero si tiene aspecto malignorecomendaremos cirugía.

Por lo general, los nódulos mayores de 3 cm deberían ser operados, por el riesgo de degeneración en cáncer y por síntomas compresivos. Habitualmente, es suficiente una extirpación parcial del tiroides.

Quiste Tiroideo

Un Quiste tiroideo es un acúmulo de líquido dentro del tiroides. Suele manifestarse como un abultamiento en el cuello que ha crecido rápidamente, de consistencia blanda (a diferencia del nódulo que es duro). La mayoría son benignos, aunque un pequeño porcentaje crecen y pueden ocasionar importantes molestias y debemos estudiarlos. En algunos casos es necesaria la extirpación parcial del tiroides mediante cirugía.

Bocio multinodular

  • ¿Qué es el bocio multinodular?

El Bocio es un crecimiento de la glándula tiroides, mas frecuente en mujeres a partir de los 40-50 años. Observamos una tumoración en la parte anterior del cuello. El origen no esta claro, aunque se ha asociado a déficit de yodo o alteraciones del metabolismo.

El bocio puede ser: Simple (no presenta nódulos) o multinodular (presenta nódulos) y Normofuncionante, hipofuncionante o hiperfuncionante (llamado bocio tóxico), según si la función tiroidea es normal, esta disminuida o aumentada.

  • ¿Qué síntomas produce el bocio multinodular?

La mayoría de pacientes no presentan síntomas y el diagnostico se suele realizar al explorar el cuello por otro motivo, o bien el paciente acude por aparición de un bulto en el cuello (que puede ser doloroso o no).

Generalmente los niveles de hormona tiroidea son normales, por lo que no da síntomas hasta que es grande, y estos vienen condicionados por el tamaño:  dificultad respiratoria (al comprimir la tráquea), dificultad al tragar o atragantamiento con líquidos (al comprimir el esófago), tos, cambios en el tono de la voz o afonía (por atrapamiento nervioso).

Si padece un bocio multinodular tóxico puede presentar síntomas de hipertiroidismo, como sudoración, pérdida de pesoansiedad y taquicardia.

  • ¿Cómo se diagnóstica el bocio multinodular?

La exploración del cuello y la analítica con valoración de los niveles de hormonas tiroideas es primordial para conocer si la función es normal, esta aumentada o disminuida.

Por otro lado, la ecografía es la prueba preferida para localizar los nódulos que podremos biopsiar mediante una punción con aguja fina (PAAF) y así conocer si son benignos o malignos.

  • Tratamiento del bocio multinodular. ¿Cuándo operar?

El único tratamiento definitivo del bocio multinodular es la cirugía, pero debemos personalizar el tratamiento para cada paciente.

En caso de un crecimiento rápido con aparición de síntomas compresivos, hipertiroidismo o sospecha de malignidad la indicación de cirugía es clara y debemos realizar una Tiroidectomía (extirpar el tiroides).

Cáncer de Tiroides

El cáncer de tiroides puede aparecer en un nódulo único o en un bocio multinodular de larga evolución. Se conocen algunos factores de riesgo (como el sexo femenino, la edad avanzada, exposición a radiación y enfermedades inflamatorias del tiroides como la tiroiditis de Hashimoto) y genes alterados así como síndromes hereditarios que intervienen en la aparición de un cáncer de tiroides.

Existen 4 tipos de cáncer de tiroides dependiendo del subtipo celular donde se originan.

  • Carcinoma papilar (CPT): El más habitual (85%). Se da en mujeres jóvenes y niños y está relacionado con el antecedente de radiación de cabeza y cuello. Es de crecimiento lento.
  • Carcinoma folicular (CFT):(5%).Se da en mujeres menopáusicas y se asocia a déficit de yodo.
  • Carcinoma medular (CMT): (5-8%). Mas agresivo que los dos anteriores. En un 25% de casos es de transmisión hereditaria.
  • Carcinoma anaplásico: Muy raro (< 1%). Crecimiento rápido y comportamiento muy agresivo

El carcinoma diferenciado tiroides es el más frecuente y, detectado a tiempo, se cura mediante cirugía en casi todos los casos.

 ¿Cómo es la operación del tiroides?

Dependiendo de la patología que presente se realizara una extirpación parcial (habitualmente de la mitad de la glándula; hemitiroidectomía) o total (Tiroidectomía total).

La intervención se realiza con anestesia general mediante una incisión horizontal en la parte anterior baja del cuello (aprovechando algún pliegue cutáneo que ya exista) que puede variar de 5 a 10 cm dependiendo del tamaño de la glándula, de si existe un cáncer y de si se realiza una tiroidectomía parcial o total. Para conseguir un resultado lo más estético posible colocamos un hilo de sutura en la dermis que consigue una cicatrización optima.

El ingreso hospitalario es de 48h, ingresa el día de la intervención y habitualmente se dará el alta a las 24-48 h tras la intervención.

 ¿Qué complicaciones tiene la cirugía de tiroides?

La mayoría de pacientes se recuperan completamente en pocas semanas. Las molestias en el cuello (parecido a una torticolis) o en la garganta (por la intubación) son frecuentes tras la intervención y desaparecen en 1 o 2 semanas.

En el caso de realizar una tiroidectomía total el paciente no puede producir hormona tiroidea y presentaría síntomas de hipotiroidismo. Por ello, deberá tomar una pastilla diariamente (hormona tiroidea sintética) y seguir controles por su médico endocrino.

En ocasiones pueden aparecer complicaciones poco graves como calambres y hormigueos transitorios (al descender los niveles de calcio en sangre por inflamación las glándulas paratiroides) o acumulo de liquido en la herida (seroma).

Las complicaciones graves como hematomas, alteraciones permanentes del metabolismo del calcio (por afectación de las glándulas paratiroides durante la intervención del tiroides) o de la voz (por afectación de los nervios recurrentes) son muy infrecuentes.