Uña incarnata

La uña incarnada u onicocriptosis, también llamada uña encarnada, es una afección que ocurre cuando el lateral de la uña se clava bajo la piel produciendo dolor, inflamación e infección. Ocurre más frecuentemente en el dedo gordo y puede ocurrir solo en un lateral o en los dos lados de la uña.

uña incarnata cirugia

Puede estar causada por una anatomía de la uña con tendencia a crecer hacia el lateral o por elegir un mal calzado que presione de forma frecuente en esa zona del dedo, pero en la mayoría de las ocasiones el origen del problema suele estar en una forma errónea de cortar la uña. Las uñas del pie deben cortarse de forma horizontal y no dejando ángulos, que al crecer la uña de nuevo harán que se clave en los laterales.

En ocasiones, cuando se produce infección se deberá tratar con antibiótico oral. Esto deberá ser confirmado en la consulta de Cirugía y el especialista indicará este tratamiento. 

En algunos casos la uña incarnada leve puede ser reversible manteniendo una buena técnica a la hora de cortar la uña afectada, pero en otros casos es irreversible y debe ser tratado de forma quirúrgica para que el problema desaparezca de forma definitiva.

¿Cómo se trata de forma definitiva?

La uña incarnata se trata quirúrgicamente con anestesia local sin necesidad de ingreso.

La intervención consiste en cortar el borde de la uña enclavado en el tejido adyacente y realizar un legrado de la matriz de la uña para que en el futuro crezca de forma adecuada. Es una cirugía definitiva con muy buenos resultados.