Hernia inguinal laparoscópica

SOLICITA TU CITA

ESPECIALISTAS EN CIRUGIA DE HERNIA INGUINAL LAPAROSCóPICA EN ZARAGOZA

Si quieres acceder a los mejores medios humanos y técnicos, la mejor calidad técnico-asistencial y los mejores especialistas en cirugía de Hernia inguinal laparoscópica, ponte en contacto con el Servicio de cirugía Quirónsalud Zaragoza.

¿EN QUE CONSISTE LA CIRUGIA LAPAROSCOPICA DE LA HERNIA INGUINAL?

La cirugía de la hernia inguinal por laparoscopia tiene el objetivo de proponer una reparación al menos tan eficaz como la que ofrece la operación clásica, incorporando además las ventajas de las técnicas mínimamente invasivas.

Para ello, se accede a la región inguinal por vía posterior, identificando las posibles hernias y colocando una malla que cubre todas las zonas de debilidad, asegurando que la reparación tenga la máxima eficacia.

La reparación laparoscópica de la hernia inguinal puede realizarse por dos vías diferentes que dan acceso a la región inguinal posterior, cada una con sus ventajas e inconvenientes:

  • Hernioplastia TAPP (transabdominal preperitoneal). Se accede a la cavidad abdominal para, a través de ella, llegar a la región inguinal posterior y reparar la hernia.
  • Hernioplastia TEP (totally extraperitoneal). NO se accede a la cavidad abdominal, sino que toda la disección quirúrgica se realiza en un espacio reducido, que se crea por debajo de los músculos de la pared abdominal.

En el Servicio de Cirugía Quironsalud Zaragoza consideramos que la técnica laparoscópica ideal es la Hernioplastia TEP, sin entrar en el abdomen. Evitar el acceso a la cavidad abdominal es interesante de cara a disminuir la formación de adherencias, hernias de los puertos de laparoscopia o lesiones viscerales. Sin embargo, debido al reducido espacio en el que se trabaja, es una técnica que requiere una mayor curva de aprendizaje y puede no resultar útil para hernias muy voluminosas. En cualquier caso es importante contar con un equipo quirúrgico que domine todas las variantes para ofrecer al paciente la más indicada en cada caso.

¿TIENE LOS MISMOS RESULTADOS QUE LA CIRUGIA TRADICIONAL?

La reparación de la hernia inguinal por laparoscopia ha demostrado resultados comparables a la cirugía clásica en cuanto a tiempo operatorio, tasa de complicaciones e índice de recurrencia/recidiva. Hay que tener en cuenta que estos resultados son comparables siempre y cuando el equipo quirúrgico disponga de la experiencia, medios y habilidades adecuadas para el manejo laparoscópico de la hernia inguinal.

¿QUE VENTAJAS OFRECE?

Si bien los resultados en cuanto a eficacia y complicaciones son comparables a la técnica clásica, el mayor beneficio que aportan las técnicas laparoscópicas a nuestros pacientes viene determinado por una disminución clara del dolor postoperatorio y una recuperación física más rápida y confortable, con una reincorporación más precoz a la vida social y laboral. Además de estas ventajas, ampliamente demostradas en diferentes estudios, es importante destacar que la reparación laparoscópica nos permite una evaluación íntegra de la región inguinocrural, identificando todos los posibles puntos de debilidad y practicando una reparación completa de toda la zona.

¿ESTA INDICADA EN TODOS LOS CASOS DE HERNIA INGUINAL?

Aunque cualquier hernia es susceptible de intervenirse por laparoscopia, las guías de consenso internacional de las principales sociedades científicas recomiendan especialmente su uso para hernias bilaterales y para hernias reproducidas ya operadas anteriormente por cirugía convencional. En estos casos se hace más patente el beneficio de la laparoscopia con respecto a la cirugía clásica, disminuyendo significativamente el dolor postoperatorio y acortando los plazos de recuperación. NO obstante, la reparación de la hernia inguinal por laparoscopia puede ser recomendable y aportar estas ventajas en cualquier caso, siendo fundamental una valoración individualizada de cada paciente para ofrecer la técnica que pueda resolver su problema de la forma más eficaz.

¿HAY ALGUNA CONTRAINDICACION?

Existen determinadas condiciones que pueden dificultar el acceso laparoscópico a la región inguinal, tales como cirugías pélvica previa (cirugía prostática, cesáreas, histerectomías…), antecedentes de radioterapia o diálisis peritoneal. En estos casos, ha de considerarse un abordaje convencional que permita la reparación efectiva de la hernia evitando una técnica laparoscópica que puede ser muy dificultosa.