Fisura anal

SOLICITA TU CITA

ESPECIALISTAS EN CIRUGIA DE FISURA ANAL EN ZARAGOZA

Si quieres acceder a los mejores medios humanos y técnicos, la mejor calidad técnico-asistencial y los mejores especialistas en cirugía de Fisura anal, ponte en contacto con el Servicio de cirugía Quirónsalud Zaragoza.

¿Qué es una fisura anal?

Una fisura anal es una pequeña herida en el borde del ano que puede aparecer por lesión con deposiciones duras y en ocasiones por irritación en episodios diarreicos. Menos frecuentes son las fisuras secundarias asociadas a enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades de transmisión sexual, tuberculosis, VIH, carcinoma, quimioterapia, traumatismos, etc

Cuando una fisura es reciente se llama fisura aguda y suele resolverse en un plazo de 4 a 6 semanas con tratamiento médico adecuado.

Cuando una fisura aguda no es tratada adecuadamente puede convertirse en una fisura crónica. En estos casos se encuentran problemas asociados que impiden la cicatrización, como la contractura del músculo anal interno (esfínter anal interno), lo que llamamos hipertonía anal. En este tipo de fisuras evolucionadas puede aparecer en ocasiones un pequeño colgajo de piel en el borde de la fisura que puede ser confundida por el paciente con una hemorroide y que no tiene mayor importancia.

Las fisuras crónicas pueden responder al tratamiento médico en un porcentaje mas bajo que las agudas, y frecuentemente es necesario realizar una intervención quirúrgica para solucionarlas.

fisura anal tratamiento zaragoza

Síntomas fisura anal

El síntoma mas característico es el dolor anal intenso con la evacuación de las deposiciones y que se mantiene durante un tiempo después.

Sangrado que mancha el papel al limpiarse tras realizar deposiciones o que cae en forma de gotas en el inodoro.

En algunas fisuras crónicas, con mucha hipertonía anal el paciente puede notar cierta sensación de dificultad de relajación anal en la evacuación.

¿Cómo se diagnostica una fisura anal?

Si presenta estos síntomas lo mas adecuado es solicitar cita en consulta de Cirugía General.

El diagnóstico lo hará el cirujano mediante una exploración anal exhaustiva en su consulta, en la que visualizará la lesión y sus características, de forma que junto a la valoración de los síntomas y su evolución podrá decidir el mejor tratamiento para cada paciente.

¿Cómo se trata una fisura anal?

Tratamiento médico

Cuando se confirma una fisura anal el tratamiento suele consistir inicialmente en la aplicación de una pomada con Diltiazem o con Trinitrato de glicerilo, acompañada de baños de asiento con agua templada, analgésicos y laxante específico para evitar el estreñimiento. Estas medidas buscan conseguir la relajación de la musculatura anal y la cicatrización de la fisura anal de forma progresiva.

Se realiza seguimiento en consulta. Si tras la aplicación correcta de estas medidas durante un periodo adecuado no hay resolución de la fisura se decidirá por parte del cirujano la indicación de intervención quirúrgica.

¿Cómo se opera la fístula anal?

En el Servicio de Cirugía General, Laparoscópica avanzada y oncológica  de la clínica Quirón de Zaragoza se realiza esta intervención en régimen ambulatorio, sin necesidad de ingreso.

La intervención quirúrgica adecuada es la ELI (Esfinterotomía lateral interna), que consiste en la sección de algunas fibras musculares del esfínter interno anal a través de una mínima incisión de 1 cm.  Ha demostrado ser la técnica quirúrgica mas resolutiva y con menos riesgo de incontinencia, ya que hay un buen control sobre los músculos anales (esfínteres). Quedando totalmente desaconsejada la dilatación anal forzada para tratar la contracción del esfínter interno, antes utilizada por algunos equipos de cirujanos.

La ELI produce la relajación inmediata del músculo esfínter interno anal, lo que produce un aumento de la irrigación en la zona de la fisura, que de esta manera puede cicatrizar adecuadamente. El paciente nota mejoría muy clara e inmediata de sus síntomas.